Carlos Ominami fustigó la decisión tomada por el Frente Amplio de no apoyar a Alejandro Guillier de cara a la segunda vuelta.

El presidente de Cambio 21 cree que el conglomerado de izquierda está incurriendo el mismo error que cometió Marco Enríquez-Ominami el 2009 cuando no apoyó a Eduardo Frei.

“Habría esperado algo más nítido de parte de ellos. Una nueva fuerza política, que ha querido llegar para quedarse, debiera ser más clara. Si el resultado de la segunda vuelta es favorable a Piñera, creo que eso puede tener un costo muy alto para el Frente Amplio, porque se les va a responsabilizar y serán parte de la derrota“, afirmó.

Además de esto, tampoco comprende la postura de ser oposición al gobierno que venga. “Cuando dicen que serán oposición desde el principio de un probable Gobierno de Guillier, lo ponen en una situación extremadamente difícil. Están apostando a que a Guillier o le va mal electoralmente en diciembre o a que su Gobierno será malo“, reflexionó.