La “agresión” al senador Fulvio Rossi, solo unos días antes de la elección, se tomó la agenda. Sin embargo, la noticia con el tiempo se fue derrumbando cuando se conocieron detalles, como el hecho de que Rossi  ni siquiera necesitó puntos, fue una herida de apenas 7 milímetros y que no había ni sangre en el cuchillo.

A esto se suma el hecho de que desde la Fiscalía no tienen ningún antecedente de los atacantes “de raza negra”, según denunció el propio senador.

Pero los Rossi no se quedan tranquilos todavía. Y es en plural porque quien tomó la ofensiva ahora fue Franco, el hijo mayor del senador que no logró la reelección en la región de Tarapacá.

Franco Rossi convocó a la prensa para presentar imágenes de una cámara de vigilancia del edificio donde vive su padre. El  video muestra al senador saliendo del edificio y nueve minutos después, aparece un camión con propaganda de campaña de quien sí fue electo senador por la zona, el ex alcalde Jorge Soria.

El vehículo permaneció estacionado una media hora.

Según Franco Rossi, esto comprueba que su padre estaba siendo vigilado. “Parece razonable creer, después de estas imágenes, que en los días previos al ataque mi padre sufrió algún tipo de vigilancia. Este es un pequeño camión de los que colocan banderas en las campañas, pero nadie colocó alguna. Hay testigos dispuestos a declarar que quien iba en ese vehículo es el sospechoso del cual entregamos antecedentes al OS-9 de Carabineros. Esperamos que la investigación muestre a los responsables”, afirmó.

Mira parte del video acá: