El gobierno argentino alegó razones de seguridad para revocar las acreditaciones ya otorgadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC) para participar en la 11 º Conferencia Ministerial que se celebrará entre el 11 y el 13 de diciembre en Buenos Aires a más de 60 ONGs y académicos.

“En función de la calificación de tales antecedentes, la organización local ha entendido oportuno indicar que las personas asociadas a tales propuestas disruptivas y/o violentas no podrían ser acreditadas para ingresar al recinto de reuniones de la Conferencia Ministerial”, señalaron desde la Cancillería, según consigna El Clarín.

La medida fue fuertemente rechazada por las organizaciones que escribieron un comunicado para denunciar la situación. Algunos plantean que lo que se quiere hacer es eliminar voces disidentes dentro del encuentro.

“Se trata de un movimiento inédito y absolutamente antidemocrático. La decisión del Gobierno argentino, informada por e-mail por los organizadores del encuentro ministerial, impide que las discusiones en el marco de la Organización Mundial del Comercio sean auditadas por la sociedad civil, impidiendo el ejercicio del multisectorialismo y la construcción democrática de acuerdos internacionales que afectan los derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo”, señalan en el comunicado.

Además de esto, el gobierno ha generado un fuerte operativo de seguridad para contener posibles protestas en el encuentro. Se estima que unos 10.000 agentes estarán desplegados en distintos puntos al rededor del hotel Hilton donde se desarrollará el encuentro.

La iniciativa es mirada con preocupación desde el exterior.  Cecilia Mälstrom, comisaria de Comercio de la Unión Europea señaló que está  “muy preocupada por la decisión de Argentina de rechazar el acceso de numerosas organizaciones de la sociedad civil”.