El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, superó una nueva prueba este fin de semana consolidando sus resultados en las elecciones municipales.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se impuso en la inmensa mayoría de las capitales de estado, según el primer boletín de resultados oficiales, ante la ausencia de gran parte de la oposición. “Hemos ganado más de 300 alcaldías del país, de las 335”, aseguró el presidente Maduro en la celebración de la victoria ante sus seguidores.

Tres de los cuatro grandes partidos contrarios a Maduro se negaron a participar en la votación al no confiar en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Según los primeros resultados, la oposición se hizo con el municipio de San Cristóbal, capital del Estado de Táchira, fronterizo con Colombia, donde el candidato del partido democristiano Copei, Gustavo Delgado, derrotó al aspirante oficialista.

El PSUV conquistó también la segunda ciudad del país, Maracaibo, capital del estado petrolero de Zulia, en el oeste de Venezuela, donde el candidato Willy Casanova pondrá fin al dominio opositor en esa metrópolis.

Candidatos opositores han denunciado numerosas irregularidades a lo largo de la jornada mientras que el Observatorio Electoral Venezolano informó de “85 incidencias, 50 relacionadas con propaganda política” prohibida en la jornada electoral, “34 por hechos de violencia y 23 fallas en la organización”.

Con más del 97% de las máquinas de votación centralizadas, el Consejo Nacional Electoral sitúa en un 47,3% la participación, lo que supone que alrededor de 9,1 millones de venezolanos fueron a las urnas.