Uno de los puntos destacados de la Reforma Educacional es el énfasis que se le ha puesto a la Educación Técnico-Profesional (ETP), uno de los ejes de la reforma y que forma parte del programa del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

La Ley Nº20.910 crea 15 Centros de Formación Técnica Estatales (CFT Estatales) en un hecho histórico en donde el Estado vuelve a proveer Educación Técnica de Nivel Superior, con el propósito de impulsar la descentralización y autonomía regional. Así, durante el proceso fueron las propias regiones, quienes –a través de mesas de coordinación intersectorial tripartitas– definieron los emplazamientos, infraestructura, áreas de desarrollo productivo relacionadas y oferta académica vinculada.

De acuerdo a la normativa, la fecha de entrada en funcionamiento de los CFT Estatales es gradual, con el nombramiento previo de su rector o rectora. De este modo se formaron tres grupos: el primero, contemplaba la conformación de la directiva entre 2016 y 2017, y está integrado por los de las regiones de Tarapacá, Coquimbo, Maule, La Araucanía y Los Lagos.

Así, luego de los nombramientos en agosto pasado, para abril de 2018 se espera el inicio de las funciones de los CFT estatales del Maula y La Araucanía. Por otra parte, el segundo grupo (2018-2019) está formado por las regiones de Antofagasta, Metropolitana, Valparaíso, Los Ríos y Magallanes; y el tercero (2020-2021), por las de Arica y Parinacota, Atacama, O’Higgins, Biobío y Aysén.

La creación de estas instituciones se plantea como objetivos contribuir al desarrollo material y social de sus respectivas regiones, colaborando con el fomento de la competitividad y productividad de los territorios.