A sus 45 años, entrenadora Paula Navarro desafía las convenciones que han predominado en el fútbol y es candidata a asumir la banca del equipo masculino de Santiago Morning, en reemplazo de Hernán Clavito Godoy.

Navarro fue apuntada por el timonel del club, Miguel Nasur, como una opción para dirigir al equipo y una serie de críticas se sumaron al anuncio: de hecho, el vicepresidente Luis Faúndez señaló que “no es lo que corresponde. Hay puestos que van más allá de la igualdad de géneros; no sería fácil para una mujer dirigir a un equipo de hombres”.

Sin embargo, esta semana, la actual DT del fútbol femenino de Santiago Morning y jefa del cuerpo técnico del Fútbol Joven del club, mantendrá conversaciones con la directiva para resolver su futuro. Paula no duda y asegura tener la experiencia suficiente para enfrentar el cargo.

“Me siento preparada, tengo una vasta experiencia. Hice cursos afuera, en el Barcelona, en el Athletic y toda mi trayectoria en el Fútbol Joven y Femenino me avala”, argumenta a La Tercera.

Además de estudiar Educación Física, Navarro egresó como entrenadora del INAF en 2011, realizó cursos de psicología deportiva y otras certificaciones avaladas por la FIFA. En 2007, dirigió la rama de fútbol femenino de Colo Colo, que el pasado sábado le ganó el título del Transición a su actual equipo.

Navarro asegura estar consciente de que tendrá que vencer la resistencia y los prejuicios de un mundo liderado por los hombres: “Respeto completamente la opinión de don Luis, su trayectoria, su fidelidad al club. Es válido, pero el fútbol actual necesita cambios y esto sería bueno. Son mitos no más que las mujeres no podemos dirigir equipos de hombres, ciertos paradigmas, pero el fútbol es tan moderno que todo se puede hacer. Que una mujer puede hacer lo mismo que un hombre y un hombre lo mismo que una mujer”, recalca.

La DT especifica que, en todos los equipos, el cuerpo técnico tiene camarines aparte: Nunca el entrenador se viste con los jugadores. Ni en Colo Colo, ni en la U ni en la Católica ni en España es así. El entrenador siempre entra al camarín cuando los jugadores están vestidos”.

“Es otro mito que una mujer no puede estar en un camarín porque los hombres van a estar desnudos. Es como decir que un hombre no podría dirigir un equipo de mujeres porque ellas van a estar desnudas”, recuerda.

Navarro dice que su ideal de juego es uno donde el equipo privilegie la posesión y el protagonismo, aunque los recursos sean limitados: “Conozco muy bien a Santiago Morning. Hay buenos jugadores. Lo más importante es la disposición que tengan hacia los cambios. Y que cuando hay cambios las cosas funcionan y andan bien”, cerró.