Facebook y sus políticas de publicación abrieron una nueva polémica sobre la censura de la popular red social. Marijke Thoen Geboortefotografie publicó en la plataforma una impactante fotografía del parto de un bebé en una bañera, mientras su hermana mayor observa la escena desde fuera. Facebook eliminó esta publicación por no cumplir con su política de privacidad, pero volvió a aceptarla en la red días después.

La red social insta a sus usuarios a no publicar “contenido que resulte hiriente, intimidatorio, pornográfico, que incite a la violencia o que contenga desnudos o violencia gráfica o injustificada”. El post ha sido compartido casi 4.000 veces.