Un grupo de científicos de Arica se encuentran realizando un experimento para conocer las propiedades antioxidantes de la cerveza. La idea es analizar el metabolismo de los antioxidantes en el cuerpo humano, a través del consumo de una cerveza especial.

El estudio desarrollado entre las universidades de Tarapacá y Barcelona busca reclutar a 25 voluntarios en el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto (CIHDE) que estén dispuestos a consumir 330 cc diarios de cerveza durante 56 días. Los postulantes deben tener entre 35 y 60 años.

El doctor en química Claudio Parra explicó a LUN que “trabajamos a través de un programa de Conicyt en base a la cerveza producida a partir de la semilla de la umatola, una planta que se da en el altiplano chileno -a 3.800 metros de altura- y que posee el doble de antioxidantes que los berries como el maqui, los arándanos y otros”.

Sin embargo, los requisitos no son alcanzables para todos. Para los fines de la investigación, es necesario que los seleccionados -de cualquier sexo- sean propensos a padecer tres o más factores de riesgo de cardiovascular, como el colesterol alto, la hipertensión o el tabaquismo.

“La oxidación de las células ocurre todo el tiempo, hasta cuando respiramos. Lo que hacen los antioxidantes de la cerveza es retardar este proceso”, explicó Parra. Durante los primeros 28 días, tendrán que beber de una botella de 300 ml de cerveza común y corriente. Luego, deberán pasar por un periodo sin tomar de dos semanas de por medio, con otros 28 días en que tendrán que probar la cerveza hecha con umatola.

La empresa encargada de proveer el bebestible para el estudio es la cervecería Amauta, que desarrolló un brebaje de estilo irlandés, una cerveza negra y amarga con un sabor herbáceo. Quienes estén interesados/as en postular, deben escribir a cparra@cihde.cl. Hay plazo hasta fines de enero y las primeras pruebas comenzarán durante el primer semestre de 2018.