En lo que ha sido una anunciada operación que involucrará cientos de millones de dólares, se acerca el 15 de diciembre, fecha donde se espera cerrar el plazo para que se presenten las ofertas finales por el Canal del Fútbol (CDF).

Hasta ahora han tomado la ventaja dos de los cuatro principales interesados: Fox y Turner. El primero había ofertado alrededor de 8,9 millones de UF, mientras que el segundo alrededor de 8,8 millones de UF. En pesos chilenos, ambas ofertas superan los $235 mil millones.

Oferta alta para un botín alto. Según un estudio de la Fundación SOL, las utilidades operacionales del CDF han subido en un 32% desde 2013, llegando a un monto cercano a los $60 mil millones en 2016; los ingresos por venta, si en 2013 eran de $69 mil millones, en 2016 llegaron a los $81 mil millones -la consultora PwC estimó que a 2025 llegarían a los $145 mil millones-; y si en 2013 los costos operacionales fueron de $24 mil millones, en 2016 bajaron a $21 mil millones.

Tomando las utilidades netas de los canales a 2016, el CDF superó con creces a los cuatro canales de televisión abierta juntos.

En medio de los pálpitos de la millonaria transacción, el grupo de personas que contribuyó en gran medida a ese crecimiento, los trabajadores del canal, han llevado con su sindicato una infructuosa negociación colectiva.

La semana pasada las y los trabajadores se organizaron en una asamblea que, a pesar de ser convocada con 24 horas de anticipación y de tener transmisiones en vivo en paralelo, contó con alrededor de 110 personas. El objetivo era analizar la última oferta de CDF, correspondiente a la quinta mesa de negociación, la cual fue rechazada de forma unánime. Aquí están los principales puntos de discordia:

/ AGENCIAUNO

1. Alza de remuneraciones

Existe una diferencia de al menos de un 17,8% entre lo que el Sindicato de Trabajadores del CDF quería lograr como aumento de sueldos con respecto a lo que ofreció el canal, lo que constituye un punto crítico en la negociación colectiva.

Luego de haber logrado en la negociación de 2013 un acuerdo que llegaba a elevar los sueldos en ciertos casos en un 23%, el Sindicato CDF propuso un aumento de un 21% para esta instancia. Lejos de lo pedido, la empresa ofreció 25 mil pesos para los sueldos iguales o inferiores al millón de pesos.

2. Aumento del sueldo base

El Sindicato CDF propuso un sueldo base mínimo de 550 mil pesos, tomando algunos ejemplos de lo que paga la industria televisiva. La respuesta fue una oferta de sueldo base de 400 mil pesos reajustables al IPC cuatrimestral y, para compensar el monto que resta, se constataban en la oferta otros ítems básicos que elevaban esa cifra sobre los 600 mil pesos.

“El canal agregó ítems como la movilización o la colacion que no son parte de los costos fijos. Es una lógica poco sana”, dice el presidente del Sindicato CDF, Fernando Castro.

3. Gratificaciones

Otro de los ítems que elevaría el sueldo sería el de las gratificaciones. El convenio colectivo de 2013 daba un bono de 2,5 rentas mínimas, algo que el sindicato, si bien valora, considera que no se condice con las utilidades del canal.

Siguiendo el artículo 50 del Código Laboral, el canal televisivo ofertó el tope de 4,75 rentas mínimas independiente de las utilidades que se tengan.

4. Indemnización en caso de despido por venta

En este punto se acogió una de las peticiones de los trabajadores, que era no descontar los fondos de la Administradora de Fondos de Cesantía de cargo del empleador. Sin embargo, aún no le parece suficientemente consistente al sindicato con su propuesta de un fondo fijo premiado según antigüedad.

“Esta no es una empresa que se vende porque tenga problemas, sino que se vende en las mejores condiciones posibles. Por lo tanto, los trabajadores que fueron parte de este proyecto, y que sean despedidos por el nuevo dueño, tienen que ser compensados”, dice Fernando Castro.

/ Agencia Uno

5. Bono de término de conflicto

Para determinar cuánto sería el monto a pedir en este ítem, Castro asegura que se vieron las experiencias de negociaciones en otros medios televisivos. Por esto, viendo que canales en crisis habían tenido un bono de 2,5 millones, pidieron 5 millones esperando negociar. “Sabemos que en un país con tan bajos salarios pueden ser un poco excesivas las cifras, pero estamos hablando de una negociación marcada por un proceso de venta, por lo que mucha gente se puede quedar sin trabajo en una industria que está muy convulsa en este minuto”, dice Castro.

La oferta del CDF, sin embargo, fue de $1.194.435, muy similar a la de la última negociación del sindicato hace 4 años, que había sido de $1.100.000. Para igualar al monto que se ha ofrecido en otros canales, se hizo uso de un incentivo extra, que es otro de los puntos más conflictivos de la negociación.

6. Participación en la venta del 20% del canal correspondiente a Jorge Claro

El Sindicato CDF, para no chocar con las disputas de clubes, dirigentes y jugadores que involucra el 80% del canal que es propiedad de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), ha decidido focalizarse en el 20% correspondiente al grupo GTV, de propiedad de Jorge Claro y que sería vendido por al menos 6,5 millones de UF.

Por eso, desde el sindicato buscan participar de al menos el 10% de esa venta. La respuesta por concepto de participación en la venta del canal fue un monto de un millón de pesos que, si se suma al bono de término de conflicto, da un monto similar al que tuvieron otros canales con negociación, siendo que tenían peor situación económica y que no estaban en el marco de una venta.

“No se condice el monto que se ganará con lo ofrecido, siendo que los trabajadores fueron importantes en la consecución de esos recursos. El señor Claro debe responder a esa inquietud de los trabajadores como una señal de que ellos también son parte de la generación de esas riquezas”, dice Castro.

Las fechas se vienen encima pronto. El 27 es el límite para que el CDF presente una nueva oferta, desde ahí hay cinco días para responder o el 5 de enero podría empezar la huelga, pero ese plazo se puede volver a prorrogar hasta el 14 de ese mes. De no llegar a acuerdos, el mismo 15 de enero y en pleno proceso de venta se iniciaría la huelga de trabajadores del CDF.