Desde el pasado 1 de diciembre, Día Internacional de Acción contra el VIH/SIDA, la Asociación Chilena de Protección de la Familia (Aprofa) inició una campaña dedicada a sensibilizar a las mujeres sobre la necesidad de chequearse y protegerse del virus VIH con el uso del condón femenino.

Según un informe reciente de ONUSIDA, Chile el es país con mayor aumento de nuevos casos en Latinoamérica, cifras que también son confirmadas por el Instituto de Salud Pública, que registra un aumento del 44,6% en el período 2010-2015. Las tasas más altas de contagio se encuentran entre los jóvenes, en un grupo etario que va de los 20 a 29 años.

Pese a que la cantidad de casos confirmados de hombres supera a las mujeres, dicha diferencia ha llevado a invisibilizar la situación de la población femenina respecto al VIH, sin obtener una respuesta eficaz por parte del Estado en materia de prevención.

“Aprofa cuenta con condones femeninos a bajo costo, pensando en generar acceso a otro tipo de métodos de prevención que le den a la mujer poder de decisión sobre su salud sexual y destinos de vida”, consignan desde la organización. De hecho, el valor del preservativo no supera los $1.200 pesos.

En tanto, Débora Solís, directora ejecutiva de Aprofa, señaló que hay muchos casos de “mujeres que por razones de vulnerabilidad económica que no pueden comprar estos productos, resulta fundamental que estos insumos formen parte de la canasta pública de salud, tal como lo es el preservativo masculino, con la finalidad de que la promoción de su uso esté alineada con la posibilidad real de acceder a ellos”.

En el video de difusión de la campaña, una mujer relata el día en que se enteró que era portadora de VIH, recalcando que el virus puede afectar a todas las mujeres sin distinción de clase social, edad ni orientación sexual.