A través de un documento presentado ante el Tribunal Supremo de la DC, cuatro militantes exigieron que Mariana Aylwin sea sancionada por su conducta y declaraciones previas a la segunda vuelta electoral.  

El texto detalla las veces en que la ex ministra ha declarado o actuado en contra de la voluntad del partido. Una de ellas ocurrió cuando Aylwin dijo que no votaría por Alejandro Guillier, pese al apoyo de su partido hacia el candidato oficialista.

A juicio de sus compañeros de militancia en la Democracia Cristiana, estas acciones constituyen faltas graves al reglamento interno y, por lo tanto, tendría que ser expulsada de la colectividad. Por ello, pidieron que el tribunal analice el caso y tome medidas al respecto, argumentando que la ex ministra ha dañado al partido. 

Además de Mariana Aylwin, también son acusados Pedro García, Eduardo Aninat, Hugo Lavados, Álvaro Clarke, Clemente Pérez, Felipe Sandoval, Jorge Frei, Manuel Inostroza y Guillermo Le-Fort, a quienes se responsabiliza de desafiar “por los medios el mandato del Consejo Nacional” en el que se decidió el apoyo a Guillier.

En el documento, se señala que dichos militantes han puesto en jaque “la credibilidad y consecuencia del proyecto que hemos construido junto a los partidos de la Nueva Mayoría y anteriormente Concertación”.

A través de su cuenta en Twitter, la ex ministra Mariana Aylwin reaccionó cuestionando la petición. “A los que apoyaron a Guillier en vez de Goic no les piden expulsión ¡A nosotros sí!”, cuestionó.