Había expectativa respecto del fallo del Tribunal Constitucional (TC) sobre el proyecto de ley que entrega mayores facultades normativas y sancionatorias al Sernac, el mismo que había sido ampliamente celebrado por el gobierno tras su aprobación en el Congreso en octubre pasado.

Y tal como se especulaba, el tribunal optó por limitar bastante al órgano, tal como lo solicitaba en su requerimiento la Cámara Nacional de Comercio (CNC). En el marco de su función del control preventivo de constitucionalidad, el TC decidió que 28 normas del nuevo Sernac se oponen a la Constitución de la República.

Fueron los ministros Iván Aróstica, Marisol Peña, Juan José Romero, María Luisa Brahm, Cristián Letelier y José Ignacio Vásquez quienes inclinaron la balanza para definir votaciones por 6 a 3 en el TC.  Gonzalo García, Nelson Pozo y Carlos Carmona optaron por la aprobación de las normas, mientras que Domingo Hernández no participó de la votación.

Entre las nuevas normativas que fueron declaradas como inconstitucionales se encuentran una que permitía que las personas realizaran una denuncia directamente en el Sernac y no solo ante un juzgado, como es hoy en día. También se eliminó el artículo que permitía al organismo sancionar empresas y el que le permitía dictar normas e instrucciones obligatorias.

Por su parte, abogados constitucionalistas como Javier Couso y Patricio Zapata, citados por La Tercera, criticaron duramente al TC por la decisión. “Un Sernac con las facultades de este proyecto no era algo inédito como se quiere hacer entender”, dijo Couso.

En tanto, Zapata argumentó que el tribunal está cayendo en una “errada interpretación” de sus funciones. “Empiezan a controlar cuestiones que no debería controlar. No es la primera vez, hay una extralimitación del TC en perjuicio del Congreso y de los ciudadanos”, aseguró.