Este miércoles, la sala del Senado respaldó de forma unánime la idea de legislar el proyecto de Educación Superior, una de las iniciativas insignes de la administración Bachelet, y que busca garantizar por ley el aumento de la gratuidad a largo plazo, y realizar modificaciones al Sistema de Admisión universitario.

La iniciativa se aprobó con 34 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, incluido el apoyo de los senadores de Chile Vamos. De hecho, desde el gobierno habían señalado que esta votación sería la “prueba de la blancura” para la oposición luego del vuelco de su candidato presidencial, Sebastián Piñera, quien durante las últimas semanas se ha manifestado a favor de la gratuidad en educación superior.

Por lo mismo, desde el oficialismo valoraron la votación, que para el senador Carlos Montes (PS) es un logro ideológico, político e institucional. “La derecha lo que hace (al apoyar el proyecto) es aceptar que el modelo de educación no está acorde a los tiempos y que hay que buscar otros modelos”, dijo.

El proyecto pasará ahora a la Comisión de Educación del Senado, donde se podrán realizar indicaciones o modificaciones hasta el mediodía del 29 de diciembre.

Por eso, desde el oficialismo llamaron a la oposición a no dilatar el proceso de modificaciones en el caso de que el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, no sea electo este 17 de diciembre.