Yorka y Daniela Pastenes son hermanas y son las integrantes del dúo Yorka, el proyecto de pop independiente que inició la primera en 2013 con su primer disco, “Canciones en pijama”, y al que se unió luego su hermana menor desde 2015, con “Imperio”, su segunda producción.

Ambas estudiaron pedagogía en música, y mientras Yorka se encarga de la composición y la guitarra, Daniela está a cargo de las segundas voces. Desde su vereda, han aprovechado los escenarios para hablar de la escena independiente en la música y especialmente de feminismo y el rol de la mujer en la industria.

“(El feminismo) Es algo que existe y que está misteriosamente muy oculto, todavía los agentes activos que participan en la música no lo quieren ver o no lo aceptan o simplemente no se manifiestan en nada al respecto“, relata Yorka, quien agrega que “me llama la atención que siempre seamos las mujeres las que tengamos que hablar de feminismo (…) al final los hombres se terminan un poco lavando las manos y diciendo ‘sí, apoyamos la causa’ pero no los veo invitando mujeres a sus shows, no los veo haciendo encuentros de hombres de feminismo”.

Ambas cuentan que en la escena nacional “hay un surtido de chiquillas talentosas” y destacan el trabajo de Anita Tijoux, Camila Moreno, Javiera Mena, Francisca Valenzuela, y especialmente, a Mon Laferte, cuya historia califican como “La Pasión de Cristo”. Y en una nueva versión de las #SesionesDesconcertadas, presentan la versión acústica de sus canciones “Cae” y “Y bailamos tanto”, que formarán parte de su próximo disco “Humo”.