Esta mañana la directora de educación de Fundación Iguales, Isabel Amor, y el presidente de Fundación Zamudio, Iván Zamudio, llegaron hasta las oficinas del Consejo Nacional de Monumentos, para solicitar la declaración de Monumento Histórico del lugar donde fue atacado Daniel Zamudio, el 3 de marzo de 2012.

La iniciativa impulsada por Fundación Iguales busca preservar este sitio como un lugar de encuentro y de reflexión sobre los Derechos Humanos y la diversidad sexual, de manera de que uno de los crímenes homofóbicos más brutales que se han perpetuado en Chile no queden en el olvido, promueva la conversación, la inclusión y genere conciencia para que esto no vuelva a ocurrir.

Este tipo de reconocimiento inédito en el país, es común en otros países que buscan que sus ciudadanos aprendan de la historia y no se repitan las atrocidades del pasado. De hecho, el ex presidente estadounidense Barack Obama, otorgó la protección patrimonial al Bar Stonwall Inn, en 2015, por el rol que jugó en la reivindicación de los derechos de las personas LGBTI.

Las ciudades reflejan la cultura de quienes las habitan y en este caso se junta en un mismo hito la violencia con que vivimos las personas de la diversidad sexual y la necesidad de conmemorar a quienes han sido asesinados producto de la homofobia. Es importante que protejamos este lugar y que lo transformemos en el primer monumento histórico de la diversidad sexual y de género”, dijo Amor sobre la importancia del requerimiento.