Un amplio listado de mujeres han alzado la voz durante los últimos meses para denunciar diversas situaciones de acoso sexual, abuso y discriminaciones sufridas en la industria.

Al mismo tiempo, diversas figuras masculinas de Hollywood y del mercado del entretenimiento en general han sido foco de denuncias y repudio social por sus respectivas responsabilidades en estos hechos. Uno de ellos fue el productor Harvey Weinstein -quien se convirtió en una de las personas más denunciadas-, el c0mediante Louis C.K. y el ex actor de House of Cards, Kevin Spacey, quien fue despedido de su proyecto actual y vivió la cancelación de todos sus trabajos.

En medio de este escenario, diversas mujeres del mundo del cine estarían preparando una peculiar protesta para el próximo 7 de febrero, el día en que se realizará la premiación de los Globos de Oro: vestirán de negro para evidenciar su molestia ante la desigualdad de género que reina en el gremio y también en la sociedad.

Medios estadounidense aseguran que actrices como Jessica Chastain, Meryl Streep, Margot Robbie y Emma Stone se sumarán a la iniciativa. Además, la protesta iría de la mano de la campaña #MeToo (Yo también) que comenzó en redes sociales, luego de que algunas contaran sus experiencias de acoso con Weinstein. Entre ellas, Gwyneth Paltrow, Lupita Nyong’o, Angelina Jolie y Cara Delevingne.

Aunque se planea que la protesta comience en la ceremonia de los Globos de Oro, que se realizará en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, la idea se extendería al resto de las premiaciones que se darán en los próximos meses. 

Además, desde el Sindicato de Actores confirmaron que todas las presentadoras serán mujeres en la ceremonia del 21 de enero.