Apareció primero en Peñaflor, después en Lo Prado y en Las Condes. Era un voto “marcado” por Alejandro Guillier.

La foto la viralizó el diputado Rojo Edwards, asegurando: “No reclame la izquierda si después hay suspicacias”. Al rato, el parlamentario se dio cuenta de lo obvio: era el mismo voto, con el mismo código, que aparecía en distintos lugares del país.

La situación se tomó la tarde electoral en las redes sociales, por lo burdo de la denuncia. En medio de todo, el voto N°02955452 cobró vida en Twitter y abrió una cuenta, donde relata sus andanzas recorriendo el país.