El candidato presidencial Alejandro Guillier compareció cuando faltaban 20 minutos por las 8 de la noche para reconocer su derrota y felicitar a su rival, Sebastián Piñera, a quien dijo que ya llamó para trasladarle sus palabras de reconocimiento.

Guillier calificó la jornada electoral de “impecable” y sostuvo que “la derrota fue dura”, pero que es en las derrotas “cuando más se aprende” y que por eso “habrá que salir a defender las reformas”. Guillier aseguró que hará “una oposición republicana constructiva” y que trabajará “para renovar liderazgos y formas de oposición política, tendremos que abrirnos a los movimientos sociales, recorrer el país, conversar con la gente”, indicó. ” Chile ha dado una señal de que tenemos que aprender”, agregó.

El senador por Antofagasta, calificó la jornada de “dolorosa” y de “noche triste” y se comprometió a “seguir trabajando porque la derrota es electoral pero no política”. “Me comprometo como senador a seguir trabajando por unidad del progresismo, la renovación del progresismo y por la renovación de liderazgos”, siguió.

Sobre su adversario, Sebastián Piñera, aseguró que “supo recoger muchas de nuestras banderas”.

Guillier cerró su discurso invitando a “levantar el ánimo” a sus seguidores y votantes y a “reflexionar sobre lo hecho para buscar nuevos caminos y mejorar la acción”.