El candidato presidencial de Fuerza de Mayoría, Alejandro Guillier, se dirigió a Antofagasta para votar en la segunda vuelta. Fue allí donde un grupo de detractores le lanzó cuatro huevos a su comitiva mientras éste visitaba a su ex profesora jefe en la ciudad del norte.

Las primeras informaciones indican que habrían sido vecinos del mismo edificio donde vive la docente, quienes habrían lanzado los huevos, que no lograron impactar al candidato ni al auto que lo transportaba.

El senador aprovechó su visita a la ciudad para desayunar con la profesora antes de ir a sufragar al Liceo Domingo Herrera.

“Creo que vamos a ganar por una diferencia clara, estrecha pero clara. Estamos muy optimista (…) En las campañas electorales vives momentos muy duros y emocionantes. El balance es maravilloso, el año más intenso de mi vida”, señaló el candidato oficialista después de votar.