Pese a que, a la hora de determinar responsabilidades sobre la dura derrota sufrida el pasado domingo por el candidato Alejandro Guillier el Frente Amplio sea uno de los blancos predilectos de los analistas, lo cierto es que el rol jugado por los votantes del bloque no fue tan negativo en cuanto a votantes.

De hecho, el 20% logrado por Beatriz Sánchez -un millón 300 mil votos- pudo haber mejorado notoriamente el apoyo total obtenido por el abanderado de la Fuerza de la Mayoría. A la hora de analizar el traspaso de votos en aquellas zonas donde la periodista obtuvo sus mejores resultados -a partir de datos de la plataforma DecideChile- en segunda vuelta, Alejandro Guillier obtuvo el triunfo en 16 del total de 20 comunas.

Según consigna La Tercera, en dichas zonas el candidato mejoró además el resultado de Eduardo Frei en segunda vuelta de 2010, agregando 73 mil nuevos votantes. En el total de 16 comunas en donde destacó el Frente Amplio, el porcentaje obtenido por el periodista superó el desempeño del ex presidente.

De hecho, si la tendencia se hubiese mantenido en el resto de las comunas, Guillier habría obtenido un resultado similar al de Frei, quien perdió por tres puntos con Sebastián Piñera, incluso logrando la posibilidad de acercarse a la votación del ex presidente. 

Uno de los ejemplos apunta a la comuna de Santiago, donde Frei perdió con un 47,2% de los votos y se mantiene el dominio de la derecha con la figura de Felipe Alessandri, uno de los alcaldes más cercanos a Piñera. Sin embargo, en la zona Guillier ganó con un 50,1% de los votos y logró 14 mil votos más que Frei Ruiz-Tagle.

A la vez, en Puente Alto -la comuna donde Beatriz Sánchez obtuvo el mayor porcentaje y cantidad de votos- Guillier logró ganar con dos puntos porcentuales más que Frei y sumó 22 mil votos más que lo obtenido en 2o10. En tanto, en Valparaíso, donde el FA perdió casi 12 mil votos, Guillier logró un 44,4% y superó a Piñera en 11 puntos. 

Magallanes fue otro ejemplo del buen rendimiento de Alejandro Guillier: pese a que la zona había votado en un 54,55% por Piñera en 2010, esta elección dio un giro de más de diez puntos, con el 56,32% para el candidato oficialista, la mejor región de Guillier y una de las dos que ganó.