El movimiento de pobladores Ukamau cargó este miércoles contra la Nueva Mayoría por su responsabilidad en el triunfo de Sebastián Piñera.

“El gobierno de Bachelet y las directivas pusilánimes de los partidos de la Nueva Mayoría, que no fueron capaces de romper con el quiste neoliberal que carcome su alianza por dentro, decidieron conscientemente NO atender las demandas populares por derechos sociales, a pesar del amplio apoyo social con que cuentan todas ellas”, señaló la organización en un comunicado.

Entre las principales demandas ciudadanas que fueron desoídas por el oficialismo, Ukamau cita la reforma laboral a favor de las y los trabajadores, la Asamblea Constituyente, la educación gratuidad de la educación pública, el fin del CAE y la condonación de deudas, la reforma a la salud, la regularización de los empleados a honorarios, la anulación de la ley de pesca, NO+AFPs, regulación de la especulación inmobiliaria y banco de suelos para proyectos de vivienda social, entre muchas otras.

Sabemos que las condiciones de nuestra lucha se volverán más difíciles“, aseguró la organización. Sin embargo, el texto recordó que con el oficialismo en el poder las circunstancias no eran mucho mejores: “El 30 de noviembre varias de nuestras compañeras y compañeros, y nuestra vocera y presidenta del MDP, Doris González, fueron fuertemente reprimidos por Carabineros en el contexto de la protesta por NO+AFPs”, apuntaron.

Ukamau proyectó, para el próximo año, un “nuevo ciclo de luchas”, frente al que -dice- asumir “como responsabilidad articular en la lucha un frente de resistencias urbanas, junto a otras organizaciones de pobladoras y pobladores de Santiago y de todo el país”.

El movimiento se reafirmó en que el Frente Amplio es “la única opción de gobierno” que permitirá derrotar a la derecha en las próximas elecciones y subrayó que, tras las elecciones del domingo, “el ciclo de la Concertación termina miserablemente”, por lo que “es imprescindible reconfigurar todas las alianzas políticas” para iniciar los cambios que permitan salir del neoliberalismo.