Durante este martes, Branislav Marelic, director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, presentó ante la presidenta Bachelet, los poderes del Estado y la opinión pública el Informe Anual sobre la Situación de los Derechos Humanos en Chile 2017, en una ceremonia encabezada por la actriz Daniela Vega.

“Yo les quiero decir que fui una niña trans y aquí estoy: incorrectible y feliz (sic)”, sentenció la intérprete de la premiada “Una mujer fantástica”, provocando un aplauso cerrado.

En evidente alusión a la postura de Sebastián Piñera sobre la posibilidad de “corregir” a las y los niños trans, Vega señaló que “yo invito al nuevo presidente de la República a corregir leyes para resguardar la riqueza de nuestro pueblo, que es su diversidad”. La actriz también elogió el rol de Bachelet en la materia.

La instancia comenzó con una interpretación especial de la Orquesta Sinfónica Juvenil de La Granja en las dependencias del Centro Cultural Espacio Matta, donde Marelic destacó el rol que ha cumplido la institución en la protección de los derechos de las personas y el fortalecimiento de la democracia.

El director del INDH rescató que este informe incluye un capítulo especial dedicado a las manifestaciones de la discriminación racial en Chile y suma alertas e informa de hallazgos al respecto, con el objetivo de que “no tengamos más actos discriminatorios por diferentes condiciones”.

Además, informó sobre la visita a todos los centros del psiquiátricos y de reclusión para adolescentes con el objetivo de evaluar las condiciones de vida de quienes residen allí:La misión de observación a centros del Sename se encuentra en su fase de aprobación final, observamos el 85% de centros de la red, estableciéndose 181 casos críticos y presentamos 200 acciones de protección individual, entre otras medidas”, sentenció.

Por su parte, la presidenta Bachelet agradeció al organismo por “esta evaluación imparcial y especializada, que nos alerta sobre dimensiones de la vida social e institucional” y aseguró que han intentado seguir algunas de sus recomendaciones, como el envío de un proyecto sobre la ley de migración, “con el objetivo de modernizar un sistema obsoleto”.

También se refirió al capítulo del informe que aborda la realidades de niños y niñas trans e intersex y describe cómo se les obstaculiza el ejercicio de sus derechos, destacandolas “recomendaciones claras para proteger la dignidad de niñas y niños trans e intersex, tanto respecto de la convivencia escolar como de las instalaciones adecuadas a sus necesidades” que fue impulsado por el Mineduc.

La Mandataria recordó los avances tras el envío de proyectos de ley sobre identidad de género y matrimonio igualitario -que todavía no logran ser aprobados en el Parlamento- y evitó cualquier pronunciamiento sobre el eventual cierre de Punta Peuco.

“Lamentablemente aun hay sectores que confunden principios humanitarios elementales con banderas políticas”, sentenció, asegurando que “no olvidamos. No podemos olvidar, porque la memoria debe estar en el centro del nunca más. En palabras de Nona Fernández: recordemos siempre quiénes fueron, dónde estuvieron y qué les hicieron”.