El Papa Francisco participará este jueves en el funeral del cardenal Bernard Francis Law que se celebrará en la basílica de San Pedro del Vaticano y será encabezado por el decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, junto a otros purpurados, arzobispos y obispos.

Tras conocerse la muerte del cardenal, el Pontífice envió un telegrama a Sodano en el que expresó sus “sentimientos de pésame” y sus plegarias: “Elevo oraciones de sufragio para que el Señor, rico de misericordia, lo acoja en la paz eterna y envío la bendición apostólica a quienes compartan el dolor por la muerte del difunto purpurado”, señaló el pontífice en la misiva.

Law murió este miércoles a los 86 años en Roma, después de haber sido hospitalizado hace unos días en un centro clínico de la capital. El cardenal estadounidense fue acusado de encubrir los casos de abusos a cientos de menores por parte de curas de la diócesis de Boston (Estados Unidos) entre los años 1984 y 2002.

Tras conocerse el escándalo, Bernard Law se vio obligado a presentar su dimisión como arzobispo de Boston, pero Juan Pablo II lo envió a Roma y le nombró arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor. Además, mantuvo su puesto en el Colegio Cardenalicio y en la Congregación para los Obispos por lo que pudo participar en el Cónclave en el que se eligió al Papa Benedicto XVI en 2005.

Durante todos estos años, Law ha vivido en Vaticano y nunca se ha prestado a declarar como le habían pedido la Justicia estadounidense y tampoco ha concedido alguna entrevista.

El caso fue destapado por el diario The Boston Globe que llevó a la gran pantalla la galardonada Spotlight. The Boston Globe calificó a Law de “figura central” del encubrimiento de los abusos a menores que, durante 18 años, llevó a cabo la diócesis estadounidense en Boston. El cardenal fue acusado de no tomar las medidas necesarias contra los sacerdotes que habían sido denunciados de forma reiterada por abusos sexuales, a los que se limitaba a trasladar de parroquia.