Todo el Perú celebró como si hubieran ganado un trascendental partido. Justo en medio del escándalo de corrupción que involucra a su presidente Pedro Pablo Kuczynski, una buena noticia para el pueblo del Rimac: Paolo Guerrero podrá disputar el Mundial de Rusia 2018.

Esto gracias a que el Tribunal de Apelación de la FIFA, luego de escuchar la defensa del ariete, decidió rebajar la pena del castigo que cumple desde el 3 de noviembre tras dar positivo por un “metabolito de cocaína” -sustancia incluida en la lista de prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)- tras un control efectuado” después del partido de eliminatorias contra Argentina, el pasado 5 de octubre en La Bombonera.

De acuerdo a los plazos, Guerrero estará habilitado en mayo para defender a su club y a la escuadra que dirige Ricardo Gareca. La defensa de Guerrero recurrirá al TAS para absolver totalmente al delantero.

Con esto, Paolo, de 33 años, podrá volver a jugar el 4 de mayo y estará disponible para ser convocado para el Mundial de Rusia (14 junio-15 julio), donde Perú quedó encuadrado en el grupo C, con unos primeros partidos ante Dinamarca (16 junio), Francia (21 junio) y Australia (26 junio).