La Democracia Cristiana no quedó indiferente ante las declaraciones de una de sus militantes más emblemáticas y que por estos días ha encabezado la polémica, Mariana Aylwin, quien este jueves confesó que no votó por Guillier y afirmó que hoy se siente más identificada con las propuestas de Chile Vamos.

Sus palabras no cayeron bien en el partido, que a través de un comunicado público emitido durante la tarde, respondió que en su interior “no caben, por tanto, declaraciones de cercanía con Chile Vamos. Nada más lejos de nuestro proyecto de reformas y cambios sociales”.

A través del texto, desde la tienda reafirmaron su postura de oposición al presidente electo, Sebastián Piñera y, de forma indirecta, invitaron a Aylwin a abandonar su militancia. “Si algún camarada estima que las definiciones que nos rigen no corresponden debe sincerar su posición y someterse a la democracia interna o tomar el camino que su recto sentir le indique”, dice el comunicado.

En el texto, la DC además aprovechó la instancia para reconocer sus escasos resultados en los pasados comicios al afirmar que “la DC perdió de forma rotunda en los procesos eleccionarios presidencial y parlamentarios”, y aseguraron que se encuentran en un proceso de “análisis profundo sobre las señales que desde hace más de quince años la ciudadanía nos estaba enviando, haciendo bajar de manera continua nuestra representación popular”.