La vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, defendió la represión de las protestas contra la reforma previsional en una charla durante un almuerzo en el Rotary Club. “Vos vas a Canadá y la verdad que si un grupo de personas genera tal nivel de violencia, las fuerzas de seguridad actúan sacando a esa gente como la tenga que sacar. Si no la puede sacar, inmediatamente pasa al camión hidrante. Y luego le tirará una bala de goma en la pierna, no sé cómo es, pero se sigue un protocolo”, sostuvo . También dijo que la cuestión de la represión policial es “muy difícil en términos culturales” por la herencia de la dictadura.

Según relata Página/12, Michetti planteó que la Argentina se “debe un debate” sobre el tema porque “la represión se ve como una cosa terrible y gran parte de la sociedad se pone del lado de supuesta víctima”. Y detalló: “Argentina es muy difícil en términos culturales con el tema de la seguridad porque tenemos una marca enorme que es la dictadura y liga la represión con lo militar y las aberraciones que vimos en esa época”, sostuvo.

En línea con el discurso oficial de reclamar que los agentes puedan usar armas letales, sostuvo: “Gran parte de la sociedad se pone del lado del que hace lío y del que genera amenaza y del otro lado está la fuerza de seguridad tratando de hacer cumplir la ley, pero no la puede hacer cumplir con armas, entonces cómo la va a hacer cumplir, si del otro lado están tirando con morteros”.

Michetti aseguró que si algún uniformado no cumple los protocolos “deberá ser condenado porque para eso también existe la Justicia”, pero luego sostuvo: “¿Que no se te vaya la mano? Es imposible eso”.

La vicepresidenta aceptó que la reforma previsional es “antipopular” y justificó la nueva ley porque dijo que “el sistema previsional era insustentable”. Y explicó: “Nos podríamos haber conformado con seguir lo que las encuestas nos dicen que la gente quiere y no tomar decisiones antipopulares, pero si no lo hacemos, no hacemos liderazgo político”.

Consultada sobre si compartía la idea de la diputada Elisa Carrió sobre un supuesto plan para desestabilizar al gobierno, Michetti respondió: “No me animo a decir que hubo un intento destituyente en los últimos días, pero creo que mucha que estaría contenta de que nos vaya mal”.