El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, está en el centro de la polémica, luego de que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) interpusiera una querella criminal en su contra, en calidad de autor de fraude al Fisco, por la millonaria compra de un avión que estaría sujeta a eventuales irregularidades en el proceso de licitación y posible sobreprecio.

Esta información fue revelada por Bío Bío Chile, donde además se consigna que, en septiembre de 2012, Fuente-Alba autorizó la compra, vía licitación privada, de un avión marca Cessna por un valor de hasta US$9,3 millones que estaba destinado para el alto mando.

Una de las irregularidades en el proceso se habría dado en el retiro de las bases de la licitación, debido a que Juan Soto Campos, quien aparecía como representante en nuestro país de Aircraft Sales Corporation -empresa que resultó adjudicada- fue quien retiró las bases para C&M S.A., firma que también buscaba conseguir la licitación.

En la querella se explica que Soto recibió un poder para representar a Aircraft Sales Corporation, por parte de su gerente internacional, Michael Ángel Domínguez. Su firma registra domicilio comercial en Miami, en la misma dirección donde se encuentra asociada la empresa C&M Chile, que corresponden a la Comercializadora Exportadora e Importadora C&M, de propiedad de Virgilio Cartoni.

La compra de la máquina tuvo un precio de US$9,3 millones. Es por esto que la Contraloría señala que “a fin de verificar la pertinencia del valor de transacción, la comisión fiscalizadora consultó el precio publicado en la web para naves de similares características, constatándose que oscila entre US$7.295.000 a US$7.975.000, monto menor al de la transacción analizada”.

El CDE establece que esta maniobra “significó para el Fisco una pérdida patrimonial sin justificación alguna de más de un millón de dólares”.

Además de esto, señalan que dentro de la licitación “se invitó a participar a diversas empresas, pero solo una parecía satisfacer todas las condiciones de las bases respectivas” y agregan que “los antecedentes examinados dan cuenta de un proceso altamente irregular en torno a las empresas invitadas a participar en esta licitación privada, existiendo claros indicios de que las bases de licitación fueron realizadas de tal forma de excluir a todos los competidores de Virgilio Cartoni y adjudicarle, con evidente sobreprecio en perjuicio del Fisco, el negocio de compra de la aeronave a esta persona”.