El sociólogo de Izquierda Autonoma realizó un balance de las elecciones y de lo que se viene para el Frente Amplio durante el gobierno de Sebastián Piñera.

En un diálogo con Economía y Negocios, Ruiz habló sobre la coordinación del bloque y la relación con la Concertación y la derecha. En la entrevista aseguró que “mucha gente de Beatriz Sánchez en segunda vuelta, y sé que ha costado reconocerlo, votó por Piñera”.

En relación a la vinculación con la Concertación, el sociólogo señaló que “muchas de las historias de los personajes son muy vinculadas a la Concertación. Lo dijo Bachelet cuando habló de los “hijos de…”. Eso ha dificultado un debate honesto, respetuoso, en un momento vital, un sine qua non para el despegue. El FA no va a ir a ninguna parte con complejos edípicos respecto de la Concertación. Es comprar boletos del Titanic sabiendo que se hunde”.

En cuanto a la articulación dentro del Frente Amplio señaló que debe proyectarse más allá de lo electoral. “Creo que todos estamos de acuerdo en que Chile cambió social y culturalmente muy aceleradamente y que las instituciones deben ajustarse a ese cambio. Podemos discutir qué, hasta dónde, pero cerrarse a los cambios y jugar a la política del miedo es lo más fatal. El FA se construyó de una manera muy apresurada en torno a la dinámica electoral, se encontró una fórmula que mantuvo la unidad, pero hoy es insuficiente para la fase política que se abrió“, argumentó.

Ruiz cree que el FA tiene que constituirse como un proyecto histórico. “Muchos han visto en el FA un artefacto que ayuda a resolver tensiones internas que la propia Concertación no ha podido resolver. Eso achicaría su destino histórico y no le permitiría ser proyecto, sería más bien un satélite de la Concertación. Yo, al menos, tengo una perspectiva más refundacional de la política”, aseveró.

Sobre la relación con el futuro gobierno, Ruiz señaló que dependerá mucho de la forma en que se articule el debate en la derecha. La iniciativa la tiene el Gobierno. Yo estaría en una lógica de las transformaciones que buscamos, no en una oposición per se a personas o a personajes. Tengo la impresión de que en educación no habrá grandes variaciones, y me impresiona que el público de la Concertación se espante, “Piñera va a seguir con la gratuidad”, pero si el rector de la U. Autónoma y personajes del PPD en las universidades privadas fueron los principales beneficiados con la gratuidad de Bachelet.