Para dar un mensaje de unión entre familia y ciudad en esta Navidad, Greenpeace, durante 4 días, recolectó más de 5 mil bolsas plásticas de las compras navideñas de miles de personas que circulaban por el lugar y entregaron su bolsa para formar  el gran árbol de navidad de plástico que deslumbró el epicentro de la ciudad.

“El 94% de los chilenos utiliza las bolsas plásticas. En total son 386.000 las que consumimos los chilenos cada año. Con este árbol estamos enviando un mensaje de paz y amor con el futuro de nuestros mares, nuestros  hijos y  nuestro medio ambiente: “No más bolsas plásticas en todo el país”, dijo Soledad Acuña, portavoz de Greenpeace.