Una mala sorpresa navideña sufrió un hombre en Copenhagen tras abordar un auto con una gran cantidad de marihuana.

Ya dentro del auto se percató de que éste era un vehículo policial. Los funcionarios de la policía danesa señalaron que el hombre estaba camino a casa cuando cometió este grave error, según informa BBC.

El hecho ocurrió en Christiania, un distrito semiautónomo de la capital que fue fundado por hippies en los 70′ y que se conoce como un centro de tráfico de drogas.

La declaración de la policía señala que “ayer por la noche un traficante de cannabis de Christiania que quería llegar rápido a casa ingresó a un taxi. Él recibió una gran sorpresa cuando se dio cuenta de que estaba sentado dentro de un auto policial” y agregaron que “los oficiales estaban felices de verlo puesto que tenía casi 1000 cigarrillos de marihuana”.

El cannabis es ilegal en Dinamarca y hay prohibiciones al tráfico y a la posesión.