Ya han pasado 26 años desde que ocurrió el atentado contra la vida de Melissa Alfaro, la joven periodista de 23 años que el 10 de octubre de 1991 abrió un sobre bomba en la oficina del semanario Cambio.

Alfaro estudiaba en la escuela de periodismo Jaime Bausate y Meza, y se desempeñaba como jefa de información en el semanario, fue allí donde abrió el sobre sin advertir que contenía doscientos gramos de anfo de gelatina. El artefacto detonó y ocasionó su muerte en el lugar.

El semanario Cambio emitía contenido que era incómodo para el régimen fujimorista. Tanto Alberto Fujimori  como Vladimiro Montesinos (ex asesor de inteligencia del ex dictador) están denunciados por este crimen, y a pesar de esto el caso ni siquiera ha pasado a juicio oral.

Los familiares y organizaciones sociales, presentes en la conmemoración por su muerte realizada el pasado 10 de octubre, le exigieron al presidente Pedro Pablo Kuzcynski que no aplicara el indulto humanitario a Alberto Fujimori. Sin embargo, PPK otorgó el perdón al ex dictador sembrando la impunidad en el país.

El único logro que ha tenido el caso hasta ahora es que se consiguió una orden de prisión preventiva contra Víctor Pena Sandoval, agente del régimen Fujimori-Montesinos, quien se especializaba en la elaboración y sembrado de los sobres bomba, no obstante éste fue liberado.