Estamos ante la presencia de una prueba profundamente clasista: el 76% de los puntajes nacionales, es decir 116, vienen de colegios particulares; 20 solamente son de colegios municipales, que es el 15%; y 15, el 1o%, corresponden a particulares subvencionados”, sentenció este martes Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, ante la publicación de los resultados de la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

En esta versión, la medición arrojó un total de 151 puntajes nacionales, y el Instituto Nacional volvió a liderar el ranking de puntajes nacionales con 15 alumnos destacados. Le siguen el Colegio Tabancura con 7; el Verbo Divino con 5; y el Everest, San Gabriel y San Anselmo, con 4 puntajes nacionales cada uno.

Ante la información, Aguilar aseguró que “esta muestra de los puntajes nacionales –que es sólo un aspecto de lo que tiene que ver con la PSU– ya va evidenciando lo que aquí ocurre, que es que la PSU reproduce brutalmente la desigualdad que hay en el país“.

Además, agregó que la medición también es “una prueba centralista, porque los puntajes nacionales y los mejores puntajes por colegios están distribuidos de manera fuertemente concentrada en la Región Metropolitana“.

Finalmente, Aguilar criticó de los resultados que “más del 90% de los mejores puntajes se concentran en una elite ABC1, en no más de cuatro comunas del país”. Por eso, y a nombre del Colegio de Profesores, aseguró que “creemos que esta prueba debe ser cambiada, ni siquiera modificada. Esta prueba debe ser reemplazada por una que dé posibilidades más equitativas para todos los sectores”.