El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago declaró admisible la querella interpuesta por el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, tras el asesinato a palos de una gata preñada al interior de un supermercado Unimarc.

“Bien, es el primer paso”, celebró Lavín a través de redes sociales, comunicando la decisión del Juzgado que instruye al Ministerio Público la acción judicial.

El hecho ocurrió el pasado 15 de diciembre en el local de Manquehue de la cadena y fue denunciado a través de redes sociales, provocando manifestaciones y funas en rechazo al episodio de maltrato animal.

Aunque desde Unimarc compartieron una declaración pública en donde reconocen el cruel episodio y especifican que optaron por la desvinculación inmediata del colaborador, asegurando que “actuó por iniciativa propia” y no por instrucción de la empresa, en Las Condes decidieron apelar a la justicia.

La idea es sentar un precedente en el marco de la Ley de Tenencia Responsable, que sanciona el maltrato animal con penas de cárcel y multas, en caso de no contar con antecedentes penales.