Durante este miércoles, la ayudante técnica de Santiago Morning, Paula Navarro, comentó en una entrevista con La Tercera la polémica suscitada a raíz de su posible nombramiento como DT, que finalmente terminó con la elección de Jaime García.

“Uno siempre en la vida quiere dirigir un primer equipo, pero siento que a mi proceso con las niñas y los niños todavía le falta. En Chile nos caracterizamos por no terminar procesos”, sentenció la entrenadora, asegurando que aún le falta experiencia para asumir un primer equipo.

Sin embargo, Navarro destacó su integración al cuerpo técnico del club microbusero y sentenció que “hay que ir quemando etapas. Este es un proceso, es paso a paso. Yo trabajo para el club hace 10 años con las divisiones menores y el fútbol femenino. Siempre los dirigentes (de Santiago Morning) tuvieron mi nombre como alternativa porque soy de casa, conozco el funcionamiento del club, pero nunca se habló de que yo fuera la única opción”.

La entrenadora descartó que el machismo haya sido la razón por la cual no fue nombrada como DT del primer equipo, pero sentenció que le llamo la atención el interés y apoyo de los medios y las personas por la presencia de una mujer en la cancha: “A lo mejor no voy a ser yo, va a ser otra y yo voy a estar feliz de que hayan más mujeres en las canchas. Creo que se puede dar en el futuro”, dijo.

Navarro recordó que Santiago Morning ha sido pionero en incluir la participación de mujeres en el fútbol, pero recalcó que en Chile y el deporte sí impera el machismo: “Es cosa de ver cuántas directoras o presidentes de banco hay. Cuántas ministras de economía hay, siempre son hombres”.

La nueva integrante del cuerpo técnico sentenció que recibió el apoyo de dirigentes y colegas del medio, como el ex DT de Santiago Wanderers, Nicolás Córdova: “Mucha gente reconoce tu trabajo y eso me ha sorprendido mucho”. Además, tuvo palabras de elogio para Jaime García, el nuevo entrenador del equipo: “Es un excelente profesional, creo que aprenderé mucho de él y del cuerpo técnico”, resumió.

“Saben que es difícil. El fútbol es un mundo de hombres, donde se considera que las mujeres no sabemos de fútbol”, argumentó la entrenadora. A la vez, llamó a otros clubes a incluir mujeres en cargos importantes: “Hemos tenido ministras mujeres del deporte, pero también necesitamos entrenadoras. El Gobierno debe ayudar a las mujeres a capacitarse. Necesitamos que los cuerpos técnicos sean mixtos, las mujeres vemos las cosas diferentes y nos complementamos bien”.

Una conversación con el capitán

Navarro también reveló que sostuvo una conversación con el capitán del equipo, Hernán Muñoz, uno de los más críticos a su posible llegada como entrenadora: “Conversé con el capitán sobre sus declaraciones y él me decía ‘yo nunca quise decir eso, se malinterpretó, pucha profe’. A él le parecía diferente tener una mujer DT, que había que encontrar el momento para entrar al camarín, pero me dijo que me brindaba apoyo”, contó.

“Yo le dije que ningún problema y que estamos alineados en lo que queremos, que es el beneficio del club. Acá hay códigos, cuando los  equipos femeninos lo dirigen hombres, podríamos decir: ¿cómo entran si se están vistiendo? hay momento en que jugadores y jugadoras necesitan su espacio, en que ponen música y conversan. Hay momentos, no es que uno irrumpa en el camarín”.

Además, la entrenadora argumentó que “no estamos acostumbrados a ver a las mujeres en las canchas dirigiendo varones o arbitrándolos, en Europa sí se da. Hay una normativa en donde las mujeres deben ser incluidas, incluso los presupuestos deben ser iguales. Las mujeres siempre ganamos menos que un hombre”.

“Las mujeres tenemos que trabajar mucho, demasiado, más que los hombres para poder ser consideradas y apoyadas. Tenemos que invertir porque no hay becas a las que podamos acceder para perfeccionarnos afuera. Necesitamos salir, porque vemos cosas diferentes y podemos traer lo mejor y ponerlo en práctica en Chile”, cerró.