La Unión Demócrata Independiente destaca el patriotismo y espíritu de servicio de las Fuerzas Armadas y de orden de Chile, incluida su acción liberadora del once de septiembre de mil novecientos setenta y tres, que salvó al país de la inminente amenaza de un totalitarismo irreversible”.

Esa frase se mantiene hasta el día de hoy en la declaración de principios de la UDI. Pero parece que no por mucho. Hace unos días que desde la directiva liderada por la senadora Jacqueline van Rysselberghe se han mostrado dispuestos a que en el próximo consejo ampliado (que se realizará en tres semanas más), se modifique este punto, para dejar atrás la histórica ligazón del partido a la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Antes lo intentó hacer el diputado Ernesto Silva, pero su iniciativa no encontró respuesta en los sectores conservadores del partido. Después, el senador Hernán Larraín también lo intentó, pero el esfuerzo quedó en nada.

Ahora se intentará nuevamente. “Los hechos históricos no son parte de una declaración de principios”, argumentó el también diputado Javier Macaya, otro de los impulsores de la iniciativa.

Sin embargo, eliminar la alusión al golpe no será fácil. En conversación con El Mercurio, el senador Víctor Pérez, cercano a la presidenta de la colectividad Jacqueline van Rysselberghe, se mostró claramente contrario a que se elimine este texto, pues sería desconocer los orígenes de la UDI. “Nuestros electores nos han acompañado con esa historia, por lo tanto no hay duda de que el gobierno militar forma parte significativa de la vida política de la UDI”.

Si alguien quisiera esconderlo o minimizarlo, creo que estaría dándole la espalda a la historia de la UDI, creo que sería contraproducente”, agregó.

Por su parte, el diputado Patricio Melero optó una postura media: “Está hecho en el marco de la guerra fría de una serie de situaciones que el mundo hoy día afortunadamente las ha dejado de lado. Tiene que haber una mención de carácter histórico, pero como un eje relevante de la función y de la proyección política del partido”.