Todo un debate es el que se ha armado en España luego de que la organización Towanda Rebels lanzara la polémica campaña “¡Hola Putero!” a través de redes sociales para abolir la prostitución.

En ella, junto a cifras como que cuatro de cada diez hombres van al “puticlub” mientras que los otros seis no hacen nada al respecto, lanzan frases dirigidas a los “puteros” como que “no pagas por un servicio, pagas por violar” o “no son trabajadoras sexuales, son esclavas”.

Sin embargo, la iniciativa no fue bien recibida desde las mujeres que ejercen el oficio y que se agrupan en el colectivo “Trabajadoras sexuales en lucha”, quienes grabaron una respuesta “a todas las campañas que directamente han hablado de nosotras, sin nosotras, las trabajadoras sexuales”, y donde explican que “hemos estado silenciadas durante mucho tiempo. Ahora ya no. Así que estas somos nosotras. Las que ejercen, las que estamos con los clientes, las que conocemos la realidad y las que pedimos como se ve en el video: Que se nos escuche”.

“Me llamo Kenia y ejerzo la prostitución por decisión propia. La prostitución no es trata, no es lo mismo (…) La prostitución no es un juego de niñas para grabar un video y conseguir retwitts  y ganar seguidores y salir en la tele a golpe de sensacionalismo y desinformación, es un tema serio”, dice una de las participantes.

“Hola abolicionista. Gracias a tus campañas putófobas sin conocimiento de causa disfrazadas de paternalismo, mi estigma va en aumento volviéndome más y más vulnerable. Tanto que no puedo ni dar la cara para defenderme porque me da miedo que si se me reconoce, otros niños o padres hagan difícil la vida del colé de mis hijos”, agrega otra.