Es cosa de -casi- todas los días. El consumo de la prensa y los medios masivos de comunicación nos suelen dejar varios episodios que denotan cómo está construido el sentido común en la sociedad, donde las mujeres están relegadas a un lugar secundario.

Es por eso que en El Desconcierto quisimos recopilar solo cinco episodios (hay muchos más) en que este año 2017 la prensa nos dio vergüenza ajena por su machismo e ignorancia.

1. Irene Montero, la cocina y Pablo Iglesias – La Tercera

Irene Montero es diputada y vocera de Podemos en el Congreso español. Es, sin duda, una de las protagonistas de la política en España, pero no por eso se salva de cuestionamientos hacia su persona, sobre todo por ser la pareja del secretario general de su partido, Pablo Iglesias.

En abril de este año, la diputada dio una entrevista con el diario La Tercera de Chile. Siete preguntas le hizo el periodista. De ellas, las primeras tres eran bastante particulares: Le consultó si sabía cocinar porotos e insistió en dos veces sobre cómo llevar una carrera política siendo la pareja de Iglesias, pese a que ella lo frenó a la primera: “De mi vida privada nunca he hablado”, respondió.

Irene Montero, “Número dos” del partido antisistema español: “En Podemos seguimos con atención el proceso político que se está dando en Chile” – La Tercera

Irene Montero, diputada de Podemos

 

2. “Escupir al cielo y que te caiga en la cara” – La conferencia de Carla González Aranda

Fue sin dudas uno de los episodios más vergonzosos del año que se va.

Carla González Aranda, una joven trans de 19 años, tomó la valiente decisión de enfrentar a la prensa para dar a conocer su caso, de provenir de una familia ultraconservadora que nunca la entendió y de poder salir adelante gracias a sus amigos y organizaciones sociales.

Carla, hija de la vocera del llamado “Bus de la Libertad”, Marcela Aranda, brindó una conferencia de prensa donde las y los periodistas mostraron todo su morbo e ignorancia. “¿Cuánto incidió el Bus de la Libertad en tu decisión?”, “¿Qué te generaba escuchar las declaraciones de tu mamá?”, “¿Estás enemistada con ella?”, “¿Sientes algo por ella?”,”¿Te sientes apoyada por tu familia o te sientes sin familia?”, “Tu madre hablaba de amor todo el tiempo en su carta, ¿pretendes reconciliarte con ella?”, ¿Por qué decides hacer esto público de esta forma sabiendo que a ella le puede afectar en lo personal?”, fueron algunas de las preguntas.

No fue todo. Le preguntaron si su familia intentó “sanarla” y si se “daba cuenta” de que se estaba transformando en una referencia del “escupir al cielo y que caiga en la cara”.

Entre el morbo y la desinformación: Relato de las incómodas preguntas de la prensa a Carla González Aranda

Foto: Agencia Uno

3. Nabila Rifo y la constante revictimización – Canales de TV

El caso de Nabila Rifo fue otro hecho que marcó el año. Mauricio Ortega, el agresor que le sacó los ojos, fue condenado, pero tiempo después la Corte Suprema le bajó la pena porque consideró que no intentó matarla, por lo que no se trató como un femicidio frustrado.

El caso fue tema país, cubierto por todos los medios y matinales. Y Nabila salió adelante con su testimonio, de frente al país y ante las cámaras para que ninguna mujer sufra lo que ella sufrió. El problema es que la prensa, una vez más, dejó bastante que desear. Cada uno de los canales grandes de TV tuvo por lo menos un episodio cuestionable en su tratamiento del caso.

Mucho Gusto la entrevistó un día después de que hablara en el juicio oral. Luis Jara fue el elegido para realizar las preguntas, que apuntaban, sobretodo, a su pasado y su relación con Ortega. 

El matinal de Chilevisión, en tanto, se centró un día en que Nabila “tendría nueva pareja”, que se fue a la casa de su mamá y otra serie de afirmaciones que “farandulizaron” su vida. 

Lo de Canal 13, sin embargo, fue mucho más burdo. En pleno juicio, el matinal Bienvenidos decidió vulnerar toda la privacidad de Nabila al publicar y comentar en vivo y en directo su informe ginecológico. Esta situación provocó más de mil denuncias contra el programa en el CNTV y el canal del grupo Luksic tuvo que pagar la multa más grande de su historia: 500 UTM.

TVN, en tanto, también tuvo lo suyo. Pero no fue en un matinal, sino en el programa de investigación “Informe Especial”. Fue en diciembre cuando se publicó el reportaje de la periodista Paulina de Allende Salazar, que cuestionó el fallo que condenó a Ortega y desacreditó el testimonio de Nabila. En un momento, incluso, muestran un experimento donde se saca el globo ocular de un cerdo para “demostrar” que la extracción del ojo es muy difícil y que requiere mucha fuerza.

El CNTV sancionó al canal por dañar la dignidad de Nabila Rifo “al explotar nuevamente y públicamente temas sensibles sobre el caso y, más gravemente, sobre su intimidad”.

“A todas luces, tal despliegue mediático lesiona la dignidad de la víctima y, por ende, su integridad psíquica, pues la revictimiza”, dice el fallo unánime del CNTV.

Foto: Agencia Uno

4. El “imagínela en un choripán” de Claudio Palma en la Confederaciones

A mitad de año, lo que se tomó la pauta noticiosa fue la cobertura de la Copa Confederaciones. Todo Chile estaba atento a lo que pasaba en Rusia y seguía atento el día a día de La Roja.

Y la prensa deportiva -era que no- reprodujo todos los estereotipos que existen sobre las mujeres en un ambiente tan masculinizado como lo es el fútbol.

Quien sobrepasó todos los límites fue Claudio Palma, el relator de Canal 13. Chile jugaba contra Camerún en el inicio de la Copa y se dedicó -durante la previa y el partido- a comentar la apariencia de una reportera que seguía a los africanos.

“A ver si podemos mostrarla un poquito más”; “es muy guapa, me recuerda a Marlén Olivarí”; “Y hasta sabe de fútbol”; y la increíble “imagínela en un choripán” fueron algunas de las frases que se mandó Palma.

No fue el único. El ministerio de Relaciones Exteriores recomendó a los chilenos que fueron a Rusia no realizar “piropos” a las mujeres en la calle, pues estaba penado en dicho país. Los medios decidieron incluirlo en su pauta. ¿Cómo? LUN escribió una nota titulada “Como en la Copa Confederaciones no podrán lindorfear, varios quemaron sus últimos cartuchos” y Canal 13 elaboró un reporte que “concluía” que “a las rusas no les molestan los piropos”.

Sexismo y cosificación: Cómo trata la prensa deportiva a las mujeres en la cobertura de la Copa Confederaciones

Claudio Palma / Agencia Uno

5. Las incómodas preguntas a Mon Laferte

Mon Laferte es sin duda una de las estrellas del año. Grammys latino y recordados e históricos pasos por el Festival de Viña y el Caupolicán son parte del balance del 2017 para la viñamarina, consolidada como la artista chilena del momento.

Y ella, obviamente, también tuvo que enfrentar el machismo en la prensa. Fue en México el episodio más vergonzoso. Estaba presentando su nuevo DVD, “La Trenza”, cuando un periodista cree que sería una buena pregunta consultar cómo logra tener fanáticas mujeres si “se atacan entre ellas”.

“Tu comentario en bien machista…Creo que tienes que informarte más y quitarte unos prejuicios”, respondió tajante Mon. Ante la insistencia del periodista, la artista volvió a la carga: “Mejor déjala ahí hermano, antes que sigas cagándola. De verdad, no está bien pregunta. ¿Sabes lo que pasa? Yo como mujer estoy hasta la madre de que me hagan preguntas pendejas machistas, de verdad. Me harto, porque siempre preguntan ese tipo de cosas, siempre se me va a juzgar más sólo por el hecho de que soy mujer y me va a costar el doble porque soy mujer. Estoy un poco más hasta la madre de eso”.

No fue lo único. Mon Laferte no calló en el año para denunciar a la “prensa amarilla” y a la farándula que la agobió en el Festival de Viña.

/ Agencia Uno

Bonus Track: “Ser dueña de casa es gratificante” – Encuesta CEP

No es un medio, pero sin duda la encuesta CEP marca la pauta de los grandes medios en el país. En un año donde las encuestas se fueron a piso tras su contundente fracaso en predecir los resultados electorales.

Pero la medición más prestigiosa del país no solo nos dejó números electorales errados. En su edición de abril-mayo, la CEP sorprendió con una serie de preguntas sobre el rol que tiene la mujer en la sociedad.

La encuesta consultó sobre qué tan de acuerdo está con afirmaciones como estas: “Ser dueña de casa es tan gratificante como tener un trabajo remunerado”; “Tener un trabajo está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres en realidad desea es un hogar e hijos”; “Considerando todo lo bueno y todo lo malo, la vida familiar se resiente cuando la mujer trabaja tiempo completo”; “Es probable que un niño en edad parvularia sufra si madre trabaja”; y “Una madre que trabaja puede establecer una relación tan cálida y sólida con sus hijos como una madre que no trabaja”.

Encuesta CEP Abril-Mayo 2017