Como un “fallo contundente” que hace énfasis en las acciones ilegales que permitieron su avance calificó el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, el fallo que emitió este jueves la Corte Suprema y que declara como ilegal el permiso de edificación otorgado por la administración anterior de la comuna al proyecto Mall Barón, de Mall Plaza.

Luego de diez años de recursos judiciales, trámites legales y polémicas, el máximo tribunal acogió el reclamo de ilegalidad interpuesto por la ONG Defendamos la Ciudad, y de este modo, quedó sin efecto el permiso de edificación la iniciativa que buscaba emplazar un centro comercial en el sector del muelle del mismo nombre, del grupo dependiente del Holding Falabella.

El fallo señala que el otorgamiento de dicho permiso edificación –que ocurrió en 2013 durante la administración de Jorge Castro– incurrió en una serie de irregularidades, ya que el proyecto no empalma directamente con una vía troncal (en la Avenida Errázuriz se interpone la línea férrea del tren Merval), lo que transgrede el artículo, 2.1.36 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

“Esta noticia no nos toma por sorpresa, es el resultado de diez años de una acción que la ciudadanía de Valparaíso sistemáticamente ha venido desarrollando, por lo que la Corte Suprema da un fuerte espaldarazo a esas organizaciones ciudadanas. Aquí que se ha dado un amplio triunfo a las organizaciones ciudadanas de distintas tendencias políticas”, afirmó Sharp luego de conocer la sentencia, que enfatiza que el Director de Obras de cada comuna no tiene “facultades para interpretar la ley de manera laxa o analógica”.

Debido a lo anterior y a lo largo que fue el proceso, Sharp se refirió a los comentarios que afirman que el fallo es una mala señal para la inversión, y afirmó que en este caso se trataba del paño con mayor plusvalía y valor para la ciudad, y que estuvo secuestrado diez años en un proyecto que no tenía ningún tipo de viabilidad.

“Es decir, un paño de la ciudad que era territorio del Estado de Chile, la ciudad no pudo desarrollar ningún proyecto por diez años. Cuando aquí se dice que está es una señal en contra de la inversión, yo digo ¿de qué inversión, de qué empleo, de qué desarrollo estamos hablando? Aquí hay un proyecto que el máximo tribunal del país declaró su permiso de construcción ilegal, por tanto, fuera de la normativa vigente”, agregó.

Del mismo modo, enfatizó que “aquí se está recuperando un territorio para la ciudad, un territorio en el que solo se han visto pérdidas en los últimos años”, y por eso, afirmó que “este proyecto es el puente Cau Cau de Valparaíso, un error de principio a fin y que puede tener aún más costos para el Estado“.

Finalmente, señaló que espera que este fallo pueda “frenar tendencia en Valparaíso en que los proyectos de inversión no cumplen con la normativa”.