Un joven de 21 años murió tras recibir un disparo de Carabinero en el frontis del Hospital Intercultural Kallvu Llanka, durante la madrugada de este viernes.

Según las declaraciones del fiscal jefe de la comuna, Luis Morales Palacios, el hombre había sido trasladado por efectivos policiales hasta el recinto asistencial para constatar lesiones y realizarle una alcoholemia, según informó BioBioChile.

El detenido se dio a la fuga del lugar en medio de la revisión, razón por la que los uniformados decidieron dispararle y lo asesinaron el frontis del hospital.

“Se habría dado a la fuga y a raíz de la persecución posterior, no habiendo hecho caso a las advertencias del personal que lo seguía, se efectuaron disparos, uno de los cuales le ocasionó la muerte”, explicó Morales.

El cuerpo fue trasladado hasta el Servicio Médico Legal de Concepción para los exámenes de rigor, mientras que efectivos de la Brigada de Homicidios y del Laboratorio de Criminalística realizan pericias para establecer cómo ocurrieron los hechos.