“Es un perro malagradecido” fue solo una de las frases que lanzó Yolanda Sultana sobre Vilton Vimon, el joven haitiano que la acusó que agresión y no pago de su sueldo.

Ayer, la famosa astróloga que suele aparecer en matinales, fue detenida por Carabineros debido a la denuncia del joven, quien estaba contratado por Sultana para realizar labores de jardinería. Vimon denuncia que Sultana le adeuda 140 mil pesos y que en varias ocasiones lo ha agredido. El joven trabajaba de lunes a domingo en la casa de la astróloga en Ñuñoa por 270 mil pesos al mes.

El tema captó la atención inmediata de la prensa. Y hoy por la mañana, prácticamente todos los matinales estuvieron en la casa de la astróloga para conocer su versión. En una extensa entrevista en vivo con TVN, la conversación tomó ribetes surrealistas.

Siempre tratada como la querida “Tía Yoli” por los panelistas, Sultana se defendió ofendiendo en varias ocasiones a Vilton Vimon. “Me voy con el mejor abogado de Chile porque esto es una calumnia a mis 78 años. No va a venir un haitiano a bajarme de categoría. Les digo a todos, aquí hay gente metida para bajarme a mi”, aseguró, sin mencionar quiénes sería esas personas, aunque volvió a recurrir a esa teoría en varias ocasiones.

Las preguntas transitaron del porqué se sometió a esa situación contratando a un haitiano a otras señales directas de apoyo. Pese a eso, Yolanda Sultana cuestionó varias veces a los periodistas: “¡Por qué protegen a una persona que está mintiendo!”, les gritó. “Él solo quiere más plata, no se la voy a dar”, agregó.

Ante dichos de que también hay que entender la situación de Vilton, quien es un inmigrante en un país que no los recibe bien, Sultana dijo: “Él no anda solo, siempre anda con dos gallos que lo avalan”.

Sin embargo la conversación adquirió otro ribete cuando dijo que el joven haitiano quiere “que yo me corte la vida…y si sigue, y si ustedes la prensa siguen…¡me voy a matar!”, lanzó, antes de empezar a llorar frente a la cámara.

“Soy una pobre mujer que quieren destruir, hay gente metida en este asunto. me duele lo que ustedes están haciendo”, continuó la astróloga, ante los mensajes de apoyo de los panelistas.

Después, aseguró que ella era “como una madre” para Vimon. “Con todo su mal olor yo lo llevaba a comer, pero él lo único que quería era salir en la tele”, agregó, asegurando que cuando la gente le pedía fotos con ella, él quería aparecer.

Por último, lanzó que Vilton Vimon “tiene los papeles manchados” y que “los compró en la Plaza de Armas”. 

“Eres una personas que le falta un tornillo grande en la cabeza, estás mintiendo”, finalizó Sultana.

Para la gente que vio el programa, el tono de violencia y xenofobia que utilizó la llamada “Tía Yoli”, no pasó desapercibido.