Ad portas del año nuevo y en el “día de los inocentes”, decenas de docentes municipales de Providencia empezaron a recibir cartas. Algunos fueron citados por los directores de los establecimientos en los que trabajaban, pero todos recibieron la misma noticia: habían sido desvinculados o no se les renovaría el contrato de cara a 2018.

La administración de Evelyn Matthei había tomado decisiones tanto de reducción horaria como de término de los programas de Filosofía y de Formación Ciudadana, los cuales servían para formación alternativa a aquellos alumnos que no deseaban cursar Religión. La razón que se esgrimió durante el año fue el déficit generado por la administración anterior, de Josefa Errázuriz, en el municipio.

“Nos habían hablado de cierto porcentaje de despidos de la planta total de docentes, que según la Corporación (de Desarrollo Social) eran los normales a nivel anual. Hoy día comenzó la notificación personalizada de los colegas y nos encontramos con que sobre 60 docentes habían sido despedidos. Cosa que dista de cualquier año anterior”, dice a El Desconcierto Javier Insunza, presidente del comunal del Colegio de Profesores en Providencia.

Luego agrega: “El ánimo es de mucha decepción y rabia. En colegios donde la planta es de 50 profesores ha habido 15 despidos. No estamos hablando de un mero ajuste”.

Desde el comunal lanzaron una declaración respecto a los despidos y siguen recabando antecedentes. Se trata en su mayoría de profesores jóvenes a contrata, por lo que sencillamente se les decidió no renovar su contrato de cara a 2018.

“Una de las preocupaciones de los colegas es que están siendo despedidos el 28 de diciembre, cuando la mayoría de los colegios ya tienen contratados sus docentes para 2018. Es una condena a que la gente no pueda trabajar”, asegura Insunza.

La principal queja de los profesores es la falta de criterios educacionales en los despidos. “No hay razones pedagógicas ni profesionales. Ahora que se empezó a implementar la Carrera Docente, a ningún profesor se le dijo que fuera porque salió mal evaluado. De hecho han habido profesores que están recién en proceso de evaluación, que pueden haber tenido una excelente calificación en la evaluación docente, así y todo los echaron también”, dice Rosario Olivares, una de las profesoras afectadas y ex candidata a diputada por el distrito 10 por el movimiento SOL.

Para la docente, hay razones políticas en los despidos. “Cuando tú decides terminar con ciertos talleres de ciudadanía o filosofía, que son alternativos a religión y donde se trabajan ciertas ideas de memoria, Derechos Humanos y género, ahí estás tomando una decisión política de que esas asignaturas ya no te parecen relevantes. Eso es una decisión política”, dice.

Luego agrega: “Los estudiantes y apoderados han escrito porque no lo pueden creer. Logran identificar a profesores profundamente valiosos para su formación. No entendemos por qué estos son los profesores que se despiden mientras que los que no han sido bien evaluados e incluso han sido sumariados por agresiones de género siguen trabajando”.

Desde el colectivo “Construyendo Movimiento Docente Organizado” también lanzaron una declaración respecto a los despidos, ironizando con los “Tiempos Mejores” que prometía la campaña de Sebastián Piñera.

Una poda de un 7%

El Desconcierto se comunicó con la Corporación de Desarrollo Municipal de Providencia, pero aseguraron que sus directivos no darían declaraciones más allá de un comunicado que lanzaron como institución.

En un comunicado de prensa, señalan que los contratos a plazo fijo vencen cada 28 de febrero y que, tras el cumplimiento de esa fecha en 2018, no se le renovaría a un 7% de la planta de profesores. También argumenta que en años anteriores esa cifra ha sido cercana a un 6% y que se les solía notificar a los docentes en el mes de enero.

“Son los respectivos directores quienes solicitan no renovar los contratos de los docentes que estiman no deben continuar”, dice el comunicado.

 Estudiantes se movilizan

Ya desde ayer alumnas del Liceo 7 bloquearon las calles protestando por la decisión de la Municipalidad, y esta mañana las estudiantes del Liceo Tajamar se tomaron el establecimiento.

Una de las voceras de las estudiantes, Isidora Velásquez, aseguró a Radio Bío Bío que se despidió justamente a profesores que habían sido un apoyo para ellas en sus denuncias sobre acoso y movilizaciones. “Nos dimos cuenta de que despidieron a los profesores que nos estuvieron apoyando durante todo el año respecto a las denuncias de los otros profesores. Nos parece súper raro, no nos entran las excusas, en otros liceos pasó lo mismo de que justamente se despidió a los profesores que apoyaron las movilizaciones”, señaló.

Desde el Centro de Estudiantes del Liceo Tajamar, en tanto, la vocera Martina Escobar dijo a Radio Universidad de Chile: “Están echando profesores bajo la excusa de necesidad económica y reducción de personal, pero creemos que detrás de esto hay un trasfondo político. Los profes que echaron eran profesores que te generaban pensamiento crítico y que hacían pensar a las alumnas de otra manera. Entonces creemos que hay una persecución política dentro de esto. Son profesores con gran vocación pedagógica”

Esta tarde estudiantes del Liceo José Victorino Lastarria, Tajamar y del Liceo 7 anunciarán las medidas a tomar al respecto.