El presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, realizó un duro análisis tras la fuerte derrota electoral que sufrió su partido, que pasó de tener 14 diputados a 8.

“La novedad que representaba el PPD se la llevó buena parte del Frente Amplio”, señaló a El Mercurio.

Sobre esto, el presidente de la colectividad agregó que “el Frente Amplio nos disputó el nicho de la novedad, de la renovación de personas y de la diversidad de ideas. Eso era lo central nuestro. Por lo tanto, sí, culturalmente tenemos una disputa con el Frente Amplio. De hecho para sectores del Frente Amplio su principal objetivo es que el PPD sea ícono de disputa y el lugar a ocupar“.

Ante los cambios que tiene que afrontar su partido, Navarrete dice que “en lo personal, creo que debemos ocupar un amplio espacio del progresismo que tiene una voluntad de cambio que incluye temas de mercado, Estado y sociedad. Yo no soy, ni el PPD es, un espacio que entiende el mercado como rentista, especulador, monopólico y concentración del poder; ese mercado no lo quiero. Pero tampoco quiero una izquierda que es solo Estado, solo redistributiva”.

Sobre la el fracaso en las elecciones presidenciales el presidente de la colectividad criticó a Guillier. “Se cometió un error, entregamos demasiado poder a Guillier, y a su círculo cercano, sin dar la pelea que les correspondía a los partidos y decir “sabe que más, así no llegamos a ninguna parte””, afirmó.