Toque directo, por abajo y siempre presionando. Vocacion ofensiva pero con paciencia, no vertical.

Son algunas de las característas que ha implementado Reinaldo Rueda, nuevo entrenador de la selección chilena, en sus equipos a lo largo de su carrera. La mejor versión del colombiano se vio al mando del Atlético Nacional, club con el que logró una Copa Libertadores, una Recopa, una Copa Colombiana y tres torneos locales.

Pero Rueda no solo ha triunfado en clubes. La ANFP optó por su perfil  por el éxito mundialista que tiene en su trayectoria. Dirigió las selecciones juveniles de Colombia, logrando el tercer lugar en el Mundial Sub 20 de 2003. Después, se hizo cargo de la débil Honduras, logrando clasificar al mundial de Sudáfrica, donde se enfrentó al Chile de Marcelo Bielsa.

Rueda asumiría después el seleccionado de Ecuador, llevándolo al mundial de Brasil.

Su última incursión fue en el Flamengo de Brasil, club con el que llegó a la final de la Copa Sudamericana.

En La Roja, Rueda se hará cargo de la selección adulta y tendrá incidencia directa en las series menores. Llega con su cuerpo técnico, que se repartirá el botín de 3,5 millones de dólares anuales con los que la ANFP lo convenció de tomar los destinos de Chile hasta el mundial de Qatar 2022.

De buen toque

¿Cómo juegan los equipos de Rueda?

Quienes estuvieron bajo su mando lo reconocen como cercano a los jugadores, exigente y motivador.

La mejor expresión del colombiano de 60 años -el Atlético Nacional de 2016- arrasó con todo a su paso en América Latina con un claro 4-2-3-1, un equipo ordenado de atrás hacia adelante con laterales veloces, un mediocampo de buen toque y capacidad de gol, dos “wings” clásicos y  rápidos y efectivos goleadores.

Eso sí, Rueda no se casa con un solo dibujo táctico y suele adaptarse a los jugadores que tiene. También ha implementado un 4-2-2-2.

Si hay algo que define el juego de Rueda es el control del balón, toques rápido a un toque para llegar al arco rival. Un partido que muestra cómo Rueda busca que sus equipos lleguen al gol es la semifinal de la Libertadores 2016, cuando derrotaron a Sao Paulo de visita por 2-0.

A Rueda no le gustan los pelotazos, sino más bien el ataque construido a ras de piso desde atrás, además del contragolpe.

Otra característica de los equipos de Rueda es la posesión de balón. Sin apuro desmedido para atacar y recuperando rápido el balón a través de la presión ejercida desde el mediocampo.