Hace unos años el turismo en Aguas Calientes ha aumentado bastante en Aguas Calientes, al norte de la comuna de San Pedro de Atacama. El ejercicio de deportes como windsurf  en lagunas ancestrales, basura dejada en el lugar, escaso control de acceso y la inexistencia de baños en los territorios accedidos por los visitantes incomodan a las personas que residen el lugar.

Por esto, desde el domingo 7 de enero la comunidad de Socaire mantiene tomado el sector, matizando con marchas y protestas que piden que se respeten los territorios ancestrales como salares, lagunas y bofedales.

El presidente de la comunidad de Socaire, Daniel Varas asegura que se sienten invadidos y por lo mismo han llegado a estas instancias. “Queremos que se regularice el turismo. Queremos proteger, queremos cuidar y por su puesto, pretendemos también administrar este sector como comunidad”, explica a El Desconcierto.

Varas insiste en que sus protestas han sido pacíficas y que nunca han buscado agravar las cosas. Igualmente, aclara que no se ha cortado la carretera internacional, sino que cerraron el área para protegerla y que no sigan ocurriendo hechos desastrosos para el territorio.

Asimismo, el dirigente de la comunidad acusa al gobierno de tener responsabilidad en el caso, puesto que no se ha hecho entrega oficial de estos terrenos a los lugareños indígenas.

Registro de turista practicando windsurf en laguna ancestral