Polémica causó en la industria del espectáculo la carta escrita por la actriz Catherine Deneuve y otras intelectuales y artistas francesas, donde critican el movimiento “#MeToo”, que ha denunciado los episodios de violencia hacia las mujeres.

“La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un crimen, ni la galantería es una agresión machista”, dicen en la carta.

Hoy, La Segunda preguntó a 6 mujeres chilenas sobre el debate abierto por Deneuve, entre las que llama la atención la posición de la actriz Gloria Münchmeyer.

“Las denuncias falsas pueden acabar con la carrera de una persona. Evidentemente un coqueteo o un abrazo no puede ser un abuso sexual”, opinó la actriz, reconocida por su protagonismo en varias teleseries nacionales.

“Creo que hay que revisar caso a caso, porque tirar denuncias al voleo se puede convertir en una caza de brujas, sobretodo en una sociedad tan puritana como la norteamericana”, continuó.

El resto de las mujeres consultadas se manifestó en contra de la carta. “El acoso y un abuso sexual son un delito y ella se queda solo en el tema de la seducción y no se hace cargo del abuso de poder que está detrás”, dijo la periodista Karina Álvarez.

Por su parte, Maga Sepúlveda, académica de la UC, aseguró que “el coqueteo cuando no hay respuesta del otro es una agresión”.