La actriz contó que su alejamiento de las teleseries correspondió principalmente a un “aburrimiento” de las lógicas en que se producen las mismas. Para Loyola, el trabajo es muy exigente, ya que las grabaciones duran más de seis meses y en general, sus historias se “clichean” en algún momento.

En la conversación con ADN Radio, la actriz se refirió largamente a temas de género y feminismo, donde tocó el tema de las desigualdades salariales. “Efectivamente, las mujeres ganamos la mitad o menos que los actores hombres”, declaró. Asimismo, calificó de “valiente” a Ximena Rivas por visibilizar el tema luego de su salida de “Perdona nuestros pecados”. 

En la misma linea, la interprete declaró que “hay actrices que empatizamos muy bien con las mujeres chilenas”, sindicando al 2017 como el año del “despertar de la revolución del género en todo sentido, no solo respecto del feminismo, sino que con los trans, gays, lesbianas”.

“Soy súper feminista y no concibo que alguien no lo sea, incluso no concibo que un hombre no sea feminista”, sentenció Loyola. Agregando que “a veces nos dicen feminazis y sí, lo soy y no me importa (…) para mí no existe la palabra feminazi, me parece que es una burla de la gente que es machista”.