El canciller, Heraldo Muñoz, reaccionó a través de Twitter a las ofensivas declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien en un encuentro con congresistas calificó de “países de mierda” a Haití, El Salvador y algunos estados africanos.

“A propósito de personas de ‘shithole countries’. Sean bienvenidos a Chile. La pobres son aporte a emprender y mejorar sus vidas y la de los paises q los reciben. Los miles de haitianos ejemplo en Chile”, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores.

Asimismo, manifestó que “Chile está orgulloso de continuar recibiendo miles de haitianos y personas de los países pobres o en busca de mejor futuro”.

El canciller publicó otro tweet horas más tarde, éste en inglés, en el que amplió su invitación al país a varios vecinos de la región: “República Dominicana, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y otros”, dijo.

Donald Trump pronunció las despectivas palabras durante un encuentro con congresistas sobre la reforma migratoria, al preguntar por qué Estados Unidos debe aceptarlas. Según los medios, Trump hizo los comentarios denigrantes cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán. “¿Por qué todas estas personas de países de mierda vienen aquí?”, preguntó Trump.

El mandatario se reunió con senadores y legisladores en la Casa Blanca para hablar sobre una propuesta bipartidaria que limitaría la reunificación familiar y el llamado programa “lotería de visas”, a cambio de evitar que cientos de miles de jóvenes indocumentados sean deportados.

Rechazo de Naciones Unidas

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos calificó este jueves de “racistas” los comentarios del presidente de Estados Unidos. “Estos comentarios del mandatario son sorprendentes y vergonzosos. Lo siento, pero no pueden ser definidos de otra manera que como racistas”, afirmó en una rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.

“No se puede rechazar un país entero o un continente como ‘país de mierda’, cuyas poblaciones enteras, que no son blancas, no serán bienvenidas”, agregó.

Según Colville, estos comentarios de Trump no son aislados y se enmarcan en un posicionamiento claramente xenófobo del presidente del país norteamericano. “Como los anteriores comentarios sobre los mexicanos o los musulmanes, las propuestas políticas contra grupos enteros en base a la nacionalidad, la religión, y su rechazo a condenar claramente las acciones antisemitas y racistas de los supremacistas blancos en Charlottesville, todo esto va contra los valores universales que el mundo tanto ha luchado por establecer desde la Segunda Guerra Mundial”.