Uno de los bastiones de la campaña de Sebastián Piñera fue su promesa de hacer crecer al país para sacarlo del “estancamiento” en el cual estaba debido a la gestión del gobierno de Bachelet.

De esta forma, el presidente electo centró sus dardos en demostrar que durante su gobierno se redujo la pobreza, mientras que durante la administración de la nueva mayoría, ésta aumentó. Sin embargo, la fuente de la cual sacó los datos fue el mismísimo Banco Mundial, entidad que hoy está en la palestra por haber manipulado datos para perjudicar a Chile en su ranking de competitividad durante los mandatos de Bachelet.

El 31 de octubre pasado, Piñera ocupó su cuenta para criticar al gobierno y dar énfasis en sus propuestas. “Durante nuestro gob redujimos pobreza casi a la mitad y seguiremos reduciéndola. Hoy, con NM, según Banco Mundial, pobreza estaría aumentando”, publicó el mandatario electo.