El ex ministro y asesor de la campaña de Alejandro Guillier, Sergio Bitar, redactó un documento donde explica las razones de la fuerte derrota que sufrió la Nueva Mayoría en las pasadas elecciones de diciembre.

Bitar interpreta que estamos frente a un desgaste del proyecto de la Concertación. “Como toda obra humana, se fue desgastando, perdió eficacia y al final no fue capaz de interpretar la nueva realidad que ella misma había transformado“, afirmó a El Mercurio.

“La centroizquierda habría sido víctima de su propio éxito. Realizó un enorme cambio económico, social y político, pero también preservó una inercia a favor de las políticas que le dieron éxito. Continuó inclinada hacia políticas de lucha contra la pobreza y de protección a los más pobres, e innovó menos para responder a los anhelos de los nuevos grupos emergentes, que si bien buscan protección, aprecian la creación de nuevas oportunidades”, agregó.

Por otra parte también le otorgó responsabilidad al gobierno de Bachelet. “La gestión de gobierno influye decisivamente en la valoración de la coalición que lo respalda. La desaprobación comenzó a subir rápidamente desde el primer año de gobierno, por la percepción de reformas improvisadas”, reflexionó.

En su análisis dedicó unas palabras al candidato de la coalición Alejandro Guillier. “A pesar del enorme esfuerzo personal y de la resilencia de Alejandro Guillier, se señala que carecía de la suficiente experiencia política para tejer los acuerdos y potenciar la acción de los partidos”, sostuvo.

En relación al futuro del progresismo, Bitar argumenta que “se necesita practicar la convergencia política y la unidad, la participación ciudadana y la articulación con los movimientos sociales”.