Un informe de la Fiscalía Nacional estableció que las pruebas entregadas por Carabineros en el marco de la Operación Huracán eran inconsistentes.

Debido a esto se inició una indagatoria que tiene a 9 personas como sospechosas. Los investigados son cinco peritos del Laboratorio de Criminalística de la institución (Labocar), cuatro funcionarios del área de Inteligencia, y un civil que trabaja junto con estos últimos, quien habría creado el sistema que permitió interceptar las conversaciones de WhatsApp y Telegram.

En el marco de la operación, los integrantes de Labocar fueron quienes emitieron los informes que daban cuenta de que las conversaciones interceptadas provenían de los celulares de los imputados. Mientras que los efectivos de inteligencia participaron de manera activa en el operativo. El civil es un ingeniero agrónomo apodado “el profesor” y fue él quien aportó los insumos para interceptar los celulares, según informa La Tercera.